Préstamos sin interés para monotributistas y autónomos

0
791

El monto del préstamo al 0%, según adelantaron fuentes oficiales, estará relacionado con la facturación promedio de cada categoría

El Gobierno decidió responder a los reclamos de medidas más drásticas de ayuda a las empresas en problemas y a los empleados y trabajadores autónomos cuyos ingresos cayeron abruptamente por la cuarentena.

En un decreto cuyo texto fue filtrado a la prensa la noche del domingo, se establecen nuevas medidas, entre las que sobresalen el establecimiento de un salario complementario para todos los trabajadores en relación de dependencia de las empresas que hayan sido impactadas por el parate económico.

Además, se prevé que los pequeños contribuyentes y los trabajadores autónomos tengan acceso a líneas de crédito a tasa cero, es decir completamente subsidiadas, con garantía del Estado nacional. Estas personas habían quedado excluídas de las ayudas establecidas en los decretos anteriores, donde únicamente se había previsto asistencia para los monotributistas de las dos categorías más bajas de ingreso.

El crédito a tasa 0% para trabajadoras y trabajadores independientes (monotributistas y autónomos) se otorgará a quienes tengan “caídas sustanciales en su facturación”. La idea del Ministerio de Desarrollo Productivo es instrumentarlo a través de la tarjeta de crédito.

El monto del préstamo, según adelantaron fuentes oficiales, estará relacionado con la facturación promedio de cada categoría.

“El préstamo será equivalente a un mes de facturación y se otorga por tres meses, con un máximo de $150.000 en total”, explicaron y agregaron que “el préstamo preveé seis meses de gracia y se devolverá en doce cuotas, a tasa 0%. Las garantías las otorga el Estado, que también se hace cargo del costo de la tasa”.

El financiamiento será desembolsado en tres cuotas mensuales iguales y consecutivas. Asimismo, el seguro de desempleo será de $6.000 a $10.000.

Hasta la actualidad, no había medidas vinculadas a la ayuda a estos sectores cuentapropistas por parte del Estado. Sólo estaba el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), pero se limitaba solamente a las categorías A y B del monotributo.

Cinco preguntas sobre cómo se otorgarán los créditos

¿Quiénes pueden acceder al crédito a tasa cero?

Personas adheridas al Régimen Simplificado (Monotributo) de todas las categorías y trabajadores autónomos. Las condiciones van a ser establecidas por la Jefatura de Gabinete y el Banco Central (BCRA)

¿Dónde se debe solicitar el crédito?

En el mismo banco donde se opera habitualmente.

¿Cuál es el monto al que se accede?

El monto de la financiación no podrá exceder el 25% del límite superior de ingresos brutos establecidos para cada categoría del monotributo, con un máximo de $ 150.000.

¿Dónde se recibe el crédito?

El financiamiento será desembolsado en tres cuotas mensuales iguales y consecutivas. A cada una de las cuotas se adicionará el monto equivalente al pago de las sumas totales que se deben abonar por el impuesto integrado y cotizaciones previsionales a cargo de los monotributistas o de aportes previsionales obligatorios del régimen de trabajadores autónomos. El monto referido será retenido y depositado periódicamente en la AFIP.

¿A partir de cuándo se debe comenzar a pagar?

Desde el Gobierno adelantaron que tendrá un plazo de gracia de seis meses y se cancelará en 12 cuotas.

Restricciones

En cuanto a las restricciones que se incluirían, trascendió que no podrían acceder a estos préstamos los monotributistas que también estén en relación de dependencia. Tampoco podrán hacerlo los que cuentan con inversiones o los que no hayan tenido una caída en su facturación.

En paralelo, quienes tomen el crédito quedarían inhabilitados para poder hacer operaciones como compras de divisas ni tampoco acceder a dólares a través del mecanismo de contado con liquidación (CCL).

En tanto, aquellos que cumplan los requisitos, recibirán el monto del crédito directamente en el saldo de su tarjeta de crédito. Será por una cifra igual al 25% de la facturación anual de la categoría en la que está inscripto el monotributista, hasta un máximo de $150.000.

iprofesional