Misionera y sus hijos varados en Buenos Aires por no poder pagar el hisopado

0
309

Rocío Villalba decidió abandonar la localidad de Candelaria para buscar trabajo en Buenos Aires. Como sucede desde hace décadas y como cientos de personas lo hicieron a lo largo de la historia con el sencillo objetivo de vivir mejor. 


Rocío, de 24 años, viajó hasta el centro del país en el mes de febrero con sus tres hijos varones de 2, 5 y 7 años de edad. Todo iba bien hasta hace un mes atrás, hasta el comienzo del mes de junio, aproximadamente.

Según relató la misionera a El Territorio, en el trabajo que había conseguido la despidieron y desde entonces alquilan un lugar al que ya no pueden seguir pagando.Entonces, la joven madre empezó a organizar el regreso a Candelaria, en donde tiene su casa y su familia. Pero el primer obstáculo lo encontró en Buenos Aires. 


Porque para poder entrar a Misiones debe tener el certificado del Covid 19 y allí empezó su drama.”Busqué en los hospitales de acá (San Miguel del Monte), pero no hacen la prueba, por lo tanto tuve que recurrir a un lugar privado y me dijeron que tiene un costo de entre 3 y 8 mil pesos por persona… imposible para pagarlo”, detalló Rocío.
La candelariense de lamentó que en su familia no puedan ayudarla “mi padre es olero y no tiene sustento para ayudarme, tengo que ir en remís además, no hay colectivos y el remís me cobra 20 mil pesos para viajar hasta Misiones y no sé hasta dónde, hasta donde me permitirán los controles…, estamos varados acá sin saber cómo hacer en los próximos días”, dijo..


La angustia y la incertidumbre de Rocío crece por la situación de sus tres hijos, que permanecen encerrados y sin saber cuándo volverán a Candelaria para reencontrarse con el resto de la familia.


“Sólo queremos volver a casa”, dijo y no es para menos. 

EL TERRITORIO