Le otorgaron la prisión domiciliaria a la mujer que mató a su esposo en Colonia Alberdi

0
614

a Justicia de Jardín América otorgó la prisión domiciliaria a Lidia Elizabet M. (57 años), quien mató a su esposo en Colonia Alberdi, de tres balazos a su esposo, Mario Miguel Stasiak (56 años), hecho ocurrido el pasado 16 de julio en su vivienda de Colonia Tacuara.

La mujer que mató a su esposo en Colonia Alberdi, primero había relatado que un ladrón había entrado en la casa ese día y había disparado contra su pareja, pero luego entró en contradicciones y finalmente admitió la autoría del hecho en sede judicial.

Tomó intervención el Juzgado de Instrucción 2 de Jardín América, a cargo de Roberto Sena, quien dispuso de la detención de la mujer y la imputación en la causa, como autora penalmente responsable del crimen.

Desde el Juzgado dieron por terminada la etapa de instrucción de la causa –recolección de pruebas y testimoniales- y el juez Sena envío el expediente a la Fiscalía, para que formule el requerimiento de elevación a juicio.

A cuatro meses del hecho, el magistrado accedió al pedido de la defensa de la acusada y le otorgó la prisión domiciliaria por entender que no existe peligro de fuga, ni de entorpecimiento de la causa, con una reclusión morigerada, además de la cuestión de arraigo comprobada. La mujer fue trasladada a su domicilio y estará a cargo de uno de los hijos del matrimonio, que vive cerca allí.

Autoría del hecho

El 23 de julio pasado, la mujer declaró en sede judicial de Jardín América y admitió haber asesinado a su pareja, tras una discusión entre ambos que desencadenó en un homicidio. La acusada dijo ser víctima de violencia de género – y de infidelidad- de su marido.

En primer momento, conocido el hecho, la acusada denunció que su esposo fue atacado en una ocasión de robo, pero con el correr de las horas, la mujer se contradijo y varias pruebas recolectadas en el lugar de los hechos dieron por tierra la versión inicial.

En esa dirección, la imputada había cambiado su primera declaración en sede policial, durante su comparecencia ante el Juzgado interviniente; no habría hablado de la presencia de un asaltante en la propiedad, ni de faltante de dinero. En cambio, había afirmado que existió una pelea previa entre ambos que derivó en el homicidio.

El magistrado interviniente imputó a la mujer por “homicidio agravado por el vínculo” y ordenó que continúe detenida. Además, se ordenaron nuevas medidas de pruebas, en el marco de las investigaciones en curso.

El informe del médico legista de la Unidad Regional II de Policía determinó que la víctima recibió tres disparos de bala: uno en el lado izquierdo del cuello con orificio de entrada y salida en la cara, otro en zona dorsal izquierda del tórax y otro en el muslo de la pierna derecha.

El colono murió inmediatamente al ataque y su concubina, que permanecía en ese momento en la casa del Lote 15 de Colonia Tacuara, luego fue detenida.

Fuente: Misionesonline