Las demoras en los ingresos a Misiones se generan porque turistas viajan sin el test Covid negativo

0
159

Ante el aluvión de visitantes del último fin de semana, autoridades sanitarias revelaron que las quejas por el tiempo en la ruta, fue por el monitoreo epidemiológico “que busca cuidar a los misioneros y a los turistas”, dijo el ministro Oscar Alarcón. El test que hace el sistema público tiene un valor de 2 mil pesos y es mucho más económico que en otros puntos del país. El titular de la cartera sanitaria defendió los controles y manifestó que, a pesar del incremento de casos, “el sistema sanitario está preparado para dar respuesta”.

El ministro de Salud de Misiones, Oscar Alarcón, estuvo muy pendiente el último fin de semana, de los testeos y controles sanitarios en las fronteras interprovinciales, ante la llegada de turistas y familiares que regresan a la tierra colorada por las Fiestas de Fin de Año. Soportó junto a todo su equipo de trabajo, reiteradas quejas, sobre todo el pasado sábado, cuando en el puesto de Centinela, más de 2 mil personas arribaron desde diferentes puntos del país, en su gran mayoría, sin los exámenes Covid negativo que exige la provincia para autorizar el ingreso.

“El día sábado hubo un ingreso de casi dos mil personas o más por Centinela. Una cantidad de personas que en cualquier sistema colapsa, no solamente el misionero y todo pasó en menos de 12 horas”, aclaró el galeno, a cargo de la cartera sanitaria.

En Puerto Piray, más precisamente en Piray 18, como se la conoce a la zona donde en la mañana de este lunes, el gobernador Oscar Herrera Ahuad dejó inaugurado un moderno Centro de Atención Primaria de la Salud, Alarcón se refirió a las quejas que expresaron algunos turistas por “demoras en el acceso a la provincia y la lentitud en los controles”.

“Nosotros tenemos la gran responsabilidad de hacer los monitoreos y los seguimientos epidemiológicos, por el bien de los misioneros y por el bien del que viene. Por eso los cuidamos a todos y a veces necesitamos tolerancia y sabemos que han esperado horas, que hacía mucho calor, pero gracias a esos controles tenemos la certeza de que hemos controlado y monitoreamos a todos. Si es un positivo sabemos a dónde va”, indicó Alarcón.

Se refirió además que “dinámicamente y en forma personal se estuvo tomando muestras todo el tiempo para que la gente no espere tanto, para que pase rápido, para que no tenga descompensaciones”. Agregó que “se aumentó la capacidad de recurso humano, comenzamos a testear de manera aleatoria, controlamos mucho más a los que realmente tienen vulnerabilidad y a los que no, hicimos también un aumento en la cantidad de personas que hisopen y que controlen”. Y aclaró que” lo vamos a hacer en todo este tiempo de vacaciones, pero sobre todo en las Fiestas”.

El momento más álgido fue el sábado, “porque el domingo ya fue un día más tranquilo que la gente pudo ser controlada sin esperar tanto.”

Insistió Alarcón que continuarán con ese esquema de controles, tanto en Centinela como en el Arco de Posadas, donde se solicita que tengan descargada la aplicación y que, además, exhiban el test de Covid negativo.

“Imagínense que venga un positivo y que vaya a la casa de una familiar de 70 años con comorbilidades, hipertensión, diabetes, obesidad y nosotros no sabemos. En cambio, si lo sabemos, automáticamente lo aislamos y cuidamos a la familiar a dónde iba”, ejemplificó el ministro.

Vale mencionar que el motivo por el cual se generaron las demoras para el ingreso a la provincia, es por el bajo costo de los tests que se hacen en Misiones. El valor es de 2 mil pesos, mucho más económico que en otros puntos del país, «porque el fin no es recaudatorio, es de seguridad sanitaria», aclaran desde Salud Pública. En consecuencia, los viajeros se trasladan sin certificado y esperan a realizarse en los accesos a la tierra colorada.

Es por ello que desde la cartera sanitaria advierten que si el visitante pretende un ingreso más dinámico, ya debe estar munido de su certificado Covid negativo.

Misionesonline