Jardín América dio marcha atrás y flexibilizó actividades

0
100

Luego de reunirse con referentes del sector comercial de la ciudad, el intendente de Jardín América, Oscar Kornoski, publicó ayer una ampliación de la Resolución 120 mediante la cual restringió las actividades, luego de confirmarse el primer caso de COVID-19 en ese municipio.

A través de esta ampliación, el jefe comunal dio marcha atrás con la prohibición total de las actividades deportivas o recreativas y autorizó “aquellas que estén bajo responsabilidad de cada institución, los que cuenten con protocolos autorizados por el Ministerio de Gobierno, Salud Pública, Deportes o Municipalidad”.

También autorizó la permanencia de personas en espacios públicos, siempre que cumplan con el distanciamiento social de dos metros y el uso de barbijos. En tanto, autorizó la apertura de talleres, bibliotecas y academias según lo dispuesto por Resolución 071/20; y las ferias -tanto en lugares abiertos como cerrados- solo bajo la modalidad compre y pague.

Las heladerías y restaurantes podrán funcionar de 8 a 21 y hasta las cero hora con delivery.

También dio marcha atrás con el cierre de piletas, clubes y camping que funcionarán bajo protocolo, lo mismo que casinos y salas de juegos que podrán abrir de 8 a 21.

Kornoski también reconsideró la suspensión de las misas y celebraciones religiosas que podrán realizarse bajo protocolo.

Las actividades comerciales y de servicios están permitidas de 7 a 21.

Se mantiene la prohibición de reuniones sociales y culturales hasta el 17 de octubre inclusive y el Día de la Madre queda supeditado a la situación epidemiológica. También queda prohibida la apertura del Parque Municipal Saltos del Tabay.