Desde el Gobierno apuntan a La Cámpora por el cierre del aeropuerto El Palomar

0
298

El virtual cierre para vuelos comerciales del aeropuerto de El Palomar, una de las “joyas” de la gestión de Mauricio Macri en su aval al establecimiento de las aerolíneas low cost durante su gestión, se transformó en otro motivo de disidencias internas en el seno del gobierno de Alberto Fernández.

Luego de las duras declaraciones del ex presidente, en las que a través de las redes sociales acusó al Gobierno de urdir un “plan activo y deliberado para entorpecer, clausurar, estropear o eliminar cualquier política implementada” por su gestión, distintos actores del Gobierno centraron la decisión de cerrar el aeropuerto en representantes de La Cámpora en el organismo regulador del sistema nacional de aeropuertos (Orsna), y los responsabilizaron por el despido de decenas de empleados de empresas que tenían a El Palomar como base de operaciones aéreas, en especial con puntos del Interior del país.

“La decisión del virtual cierre es del ORSNA, que es un ente de manejo autárquico”, sostuvieron al diario LA NACIÓN desde el Ministerio de Transporte. Fernando Muriel, vicepresidente de ese organismo e integrante de La Cámpora, es quien estaría detrás de la decisión, resistida-al menos en su velocidad de implementación-cerca del ministro Mario Meoni y otros miembros del gabinete nacional.

De manera pública, el Gobierno salió a respaldar la decisión. “Hay una gran crisis aerocomercial en el mundo, la actividad aerocomercial en el mundo estuvo suspendida”, afirmó el jefe de gabinete Santiago Cafiero en declaraciones radiales. Y detalló que “hubo un acuerdo entre las dos empresas para operar desde Ezeiza. El aeropuerto no está cerrado, está sin operación, y es un acuerdo entre privados”, dijo el jefe de gabinete a radio 10, para luego acusar de “cinismo” al ex presidente y recordar que durante su gestión fue “el país que más se endeudó y más se desindustrializó”.

“Le damos en bandeja una crítica a Macri para que nos pegue. Después de meses de la peor crisis aeronáutica se cierra sin pensar en los trabajadores. El tema estuvo mal manejado”, enfatizó sin embargo otra fuente oficial, aunque destacaban por otro lado que la situación actual del aeropuerto era “inviable”, ya que hoy contaba con “un solo avión” operando. “Debió haber negociación con las empresas, y no una decisión a las apuradas”, agregaron fuentes del Gobierno.

Desde Transporte afirmaron además que ya se iniciaron gestiones para que Flybondi (mudada al aeropuerto de Ezeiza) y Jetsmart, dos de las empresas que solían operar en ese aeropuerto del oeste bonaerense, puedan operar también desde el Aeroparque metropolitano, monopolizado en vuelos locales por Aerolíneas Argentinas. El malestar por el manejo del conflicto con las low cost llegó al propio Presidente, quien días atrás dejó trascender su malestar por los reiterados reclamos de los trabajadores de Flybondi en las puertas mismas de la Casa Rosada.

En una carta emitida a través de las redes sociales, Macri fustigó el cierre del aeropuerto y la asoció con otras medidas del Gobierno, como la “eliminación de las Sociedades Anónimas Simplificadas” y el “desmantelamiento del uso del Expediente Electrónico”, implementados durante su gestión.

“Estas clausuras políticas no son en contra de lo que hicimos en nuestro gobierno, son en contra de los argentinos de menores recursos que se beneficiaban con ellas”, agregó Macri en su carta, luego de retwitear un posteo de su ex ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en el que el ex funcionario expresaba su ” tristeza” porque el el aeropuerto, “cuarto con mayor cantidad de pasajeros, haya sido cerrado por el Gobierno. Miles de familias perderán sus empleos y muchas otras no podrán disfrutar del crecimiento que iba a traer”, afirmó Dietrich antes de la respuesta de Macri. Hoy se sumaron otros integrantes de Juntos por el Cambio, en respaldo a la queja conjunta de Macri y Dietrich.

Fuente: La Nación