Crece preocupación en comunas por la usurpación de terrenos

0
256

La usurpación de tierras es una de las grandes preocupaciones que predomina en diversos municipios, principalmente, de aquellos de la zona Norte, donde en las últimas semanas se registraron algunos casos de este delito. El más reciente ocurrió en Wanda el último viernes, cuando un centenar de personas ingresó a un lote de 11 hectáreas, con el objetivo de ocupar el predio, cuyo dueño compró para encarar un emprendimiento turístico en la zona.

Pozo Azul, Montecarlo y Puerto Iguazú son otras de las comunas en las que se detectaron casos de usurpación o de intentos, que derivaron en denuncias para proceder al desalojo de los terrenos, que en todos los casos son de carácter privado. 

Esta situación, que cobró notoriedad en los últimos tiempos, generó preocupación en las diferentes administraciones comunales, que apuntan a arribar acuerdos pacíficos con los ocupantes, pero recordaron que estos hechos constituyen delitos.

En diálogo con El Territorio, Felipe Jeleñ, intendente de Wanda, señaló que “en las últimas semanas se detectaron casos de intrusión en predios más pequeños pero de carácter público”. Sin embargo, “lo que pasó el viernes con la intrusión de un centenar de personas fue la cúspide de un problema mucho más grande, que no tenía precedentes en el municipio”. Es que durante esa jornada, un grupo de personas ingresó al lote 74, que consta de once hectáreas, espacio situado a 300 metros del acceso a las minas de piedras preciosas y que fue adquirido para la puesta en marcha de un emprendimiento turístico y la conservación de un área de reserva natural.

“La usurpación del terreno generó muchísima preocupación en los vecinos, que muchos de ellos durante años se dedicaron a juntar un dinero para comprar un terreno y dejar algo a sus hijos, y que otra gente venga, que no tiene acceso o la posibilidad de contar con un terreno, y ocupe ese predio genera mucha indignación”, aseveró el alcalde. 

En esta misma línea, dijo que “Wanda está creciendo, y hay mucha demanda de terrenos, por lo que siempre le pedimos que hagan las mensuras, que tengan siempre los papeles para evitar este tipo de situación, que es preocupante, porque requiere de una intervención delicada”. Si bien el conflicto fue desactivado, ya que el predio fue desocupado, la preocupación quedó, al igual que los daños, porque buena parte del lote fue incendiado por esas personas.

“Estamos buscando soluciones para arribar a un acuerdo pacífico entre las partes, tanto con el dueño del predio como con los ocupantes. Es una situación muy angustiante y que está por fuera de la ley, porque se está tocando la propiedad privada. Y por el momento no hay viviendas para abastecer, que es lo que piden, pero se analizarán otras opciones para que todas las partes arriben a un acuerdo, pero sin infringir la ley”, precisó Jeleñ.

Por su parte, el edil Jorge Frowein manifestó su repudio por lo suscitado la semana pasada y subrayó que “es la primera vez que ocurre algo semejante, sin precedentes en la comuna”. 

En este sentido, enfatizó que “sabemos que hay una deuda pendiente con la sociedad, que tiene que ver con la situación habitacional, pero esta no es la manera de pedirla, porque este tipo de intervención no genera respuestas”. Si bien reconoció que en los últimos días hubo casos puntuales de ocupaciones en espacios públicos, “nunca ocurrió una toma de una propiedad privada, y encima con semejante magnitud, en la que participaron más de 100 personas”. 

Por ello, en las próximas sesiones del Concejo, Frowein, quien fue intendente de Wanda, pedirá que se elaboren iniciativas para evitar próximas tomas.

Preocupación en Montecarlo
En lo que va de 2020, al menos cinco propietarios de terrenos denunciaron ante las autoridades la usurpación de sus propiedades en Montecarlo. En las últimas semanas, vecinos de la comuna visibilizaron su preocupación por varios intentos de tomas en terrenos privados, tanto en la zona urbana como rural.

Sin embargo, el hecho más significativo ocurrió en el barrio Malvinas, cuando 15 familias se introdujeron en la antigua tosquera y solicitaron al Ejecutivo local la instalación del tendido eléctrico en una zona de humedal. 

Ante la negativa del municipio para ello, días después, un grupo nucleado en la CTA Autónoma tomó el edificio municipal, el Concejo Deliberante y la sede de Desarrollo Social.

Sobre este punto, el intendente Jorge Lovato expresó: “Siempre hemos buscado el diálogo y de manera reiterada. En todos los casos, le pedimos paciencia a los vecinos porque estamos gestionando la construcción de más viviendas para que puedan vivir dignamente. De ninguna manera vamos a trabajar bajo presión de ninguna organización social, y menos aún incumpliendo las normas vigentes en nuestro municipio. No vamos a avalar ningún tipo de intrusión”.

De la denuncia al relevamiento
En Pozo Azul, en tanto, en el último mes se profundizó un conflicto por la toma de una parcela de 19.000 hectáreas, que se extiende entre Paraje Piray, la ruta provincial 18 y Moroni. Si bien el problema es de larga data, cuando se resolvió la situación en Puente Alto, un sector quedó fuera de la mensura y, con los años, decenas de familias usurparon esa parcela para iniciar diferentes cultivos agrícolas. 

Empero, los ocupantes comenzaron a recibir días atrás notificaciones por causas de usurpación, daños, represalias y amenazas, acusación emitida por parte del titular registral de la propiedad, que sería oriundo de Buenos Aires. Por ello, hubo al menos una decena de detenidos por el ilícito. 

Esta situación provocó que los ocupantes solicitaran al municipio la regulación de esas tierras, pese a las causas judiciales que muchos enfrentan. 

“La preocupación es inmensa. Avanzan con denuncias y las familias están en alerta. Se avanzará en un censo para saber el número de compañeros que están ocupando la propiedad de forma irregular. Necesitamos respuestas porque la situación se está complicando”, manifestó Wilmar Vas, de la Cooperativa de Comunidades Campesinas por el Trabajo Agrario de Pozo Azul (CCTA).

Asimismo, comentó que esta semana empezará un relevamiento en la zona para contar con el número exacto de familias situadas en la zona. Según estimaciones, serían al menos unas 300 personas instaladas en este lote.

Edgar González, alcalde de Pozo Azul, refirió que “el tema de las usurpaciones está incluido en la agenda municipal y, una vez que se tomen medidas al respecto para iniciar una negociación, desde el municipio aportamos con lo que sea necesario”.

Situación durante la pandemia
Desde el inicio de la pandemia, en Puerto Iguazú se registraron algunos eventos de toma de predios. Uno de ellos fue en el barrio Los Yerbales, en una reserva protegida por ordenanza, en donde se construyeron viviendas precarias. 

Pese a las denuncias de los vecinos, no se efectuaron desalojos en la zona. 

En tanto, en la zona rural del barrio 2.000 hectáreas, hubo dos denuncias de intrusión que ocurrieron en octubre. La primera, involucró a dos mujeres, quienes montaron una casa y aseguraron a la Policía que carecían de una propiedad pero, tras indagaciones por parte de los efectivos, se constató que sí tenían una. 

Otro procedimiento ocurrió sobre la avenida Libertad por una ocupación ilegal que, tras la denuncia, se procedió al desalojo.

Con información de corresponsalías Montecarlo, Pozo Azul y Puerto Iguazú

Ocupación en Dos de Mayo

En Dos de Mayo también se registró una denuncia por usurpación de tierras, presuntamente por organizaciones sociales. Según publicó el medio San Vicente Informa, siete personas, que integrarían el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), ocuparon un terreno de 600 metros cuadrados, que forma parte de un aserradero, situado a 400 metros del cruce con la ruta nacional 14.

El ingreso se produjo el pasado 21 de octubre y tres días más tarde se instalaron viviendas improvisadas. Por esta situación, el titular del predio, que está en pleno proceso de trámites para la adquisición final, denunció la usurpación. Asimismo, los ocupantes realizan turnos de permanencia. El hecho es investigado por el Juzgado de Instrucción 3.

El Territorio