Coronavirus: el fútbol argentino vuelve a fase 1 ante la ola de contagios

0
152

El Comité Ejecutivo de la AFA les pidió a los clubes mayores cuidados en los protocolos. En qué consisten la nueva medida.

La avalancha de casos de coronavirus en los planteles de Sarmiento de Junín, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Racing Club, Independiente y Banfield, entre otros, obligó a que la Asociación del Fútbol Argentino tomara este martes 6 la decisión de anunciar el regreso a la Fase 1 en relación a los protocolos sanitarios.

Esto significa que los futbolistas y los cuerpos técnicos deberán respetar con mayor rigurosidad todas las medidas sugeridas para evitar el avance del COVID-19, especialmente en el contexto del arribo de una segunda ola a la Argentina que promete poner en jaque a toda la sociedad.

De acuerdo a lo informado desde la AFA, en esta nueva etapa los profesionales tendrán que movilizarse en forma individual, en sus respectivos vehículos. Tampoco podrán compartir vestuarios para bañarse ni concentrarse en la previa de los partidos.

“Hay que tratar de no parar el fútbol de Primera División y las categorías de Ascenso. Estamos en un momento muy difícil. Cada uno desde su lugar tiene que aportar para generar las medidas”, declaró el presidente de Lanús, Nicolás Russo, a la salida del edificio de la AFA, en la calle Viamonte.

“Tenemos que volver a como estábamos el 10 de agosto, cuando empezamos con todo esto. Todo el mundo tiene que tomar conciencia, nadie puede estar con un revólver atrás de cada dirigencia, cada uno debe tomar las medidas que correspondan”, agregó el dirigente.

Desde las esferas del Gobierno creen que el estallido de casos en el fútbol es un reflejo de lo que ocurre en el plano social, donde se ve una peligrosa relajación entre los ciudadanos, y el objetivo está puesto en evitar por todos los medios la necesidad de plantearse la suspensión del fútbol.

“Es imposible parar el campeonato, porque no hay fechas y venimos de un año muy duro en lo económico”, comentó Russo al respecto.

El Ministerio de Turismo y Deporte, a través de su titular Matías Lammens, le había enviado una carta a la AFA para ajustar protocolos y controles ante el rebrote y desde Viamonte rápidamente tomaron medidas.

Este martes, el último caso que terminó de encender las alarmas en el ambiente del fútbol fue el contagio de Julio César Falcioni, DT de Independiente, al tratarse de un paciente de riesgo.

Poco antes de la decisión tomada por la AFA, Donato Villani, jefe de su departamento médico, había hablado de la situación de Falcioni. “Están exceptuados de ir a trabajar los mayores de 60 años. En el caso de Falcioni y Miguel Ángel Russo (también de riesgo) están exceptuados de ir a trabajar. Después es una cuestión social y personal de ellos en ir o no”, explicó el profesional en el ciclo radial Cómo te va.

Clarín