Casi nueve de cada 10 familias argentinas terminarán junio endeudadas

0
257

Según un informe del Centro de Economía Regional y Experimental, creció un 12,6% las deudas con «prestamistas».

Casi nueve de cada diez familias argentinas terminarán el mes endeudadas, según un informe elaborado por el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX).

La deuda total acumulada de las familias alcanza los $ 1.905.119 millones y afectó a 11,9 millones de hogares -el 86,5% de los censados en el país-. Esto implica unos 163.000 hogares menos que en mayo, pero con un endeudamiento que creció en $ 83.415 millones para quienes no pudieron cancelar sus pasivos.

Según el informe, si bien las deudas bancarias se redujeron un 1,6 % en junio hasta los $ 1.168.217 millones -a raíz de la caída en los créditos prendarios (-5,8%) y de tarjetas de crédito (-2%)-, la deuda no bancaria aumentó un 16,1% respecto de mayo y alcanzó los $ 736.902 millones. En especial, debido al retraso en el pago de impuestos (+24%) y de servicios (+15,5%).

«Lo más frecuente en junio continuaron siendo los atrasos en impuestos, que acumuló deudas por $ 185.040 millones, un 24% más que en mayo. Las familias continuaron dejando de pagar impuestos como el inmobiliario, patentes, y otros nacionales y municipales», señala el documento de la consultora que dirige la economista Victoria Giarrizo.

Por otra parte, el informe señala que si bien creció poco (+1,4%) la deuda con familiares y amigos, aumentó muy fuertemente (+12,6%) las deudas con prestamistas, algo que preocupa por su alto costo y riesgo.

«En promedio cada familia adeudaba en junio casi $ 160.000 (cifra acumulada de arrastre); un 6% más que en mayo», dice el informe.

Otro de los datos que se resaltan de junio es el aumento del temor de los hogares a perder ingresos o el empleo. Un 44,9% de las personas lo consideró «muy alto». El 61,8% dijo que se dedicará a cancelar pasivos cuando finalice la cuarentena, si se recuperan los ingresos. «En la medida que se liberen más actividades es de esperar que las familias vayan regularizando sus deudas no bancarias. Pero ese proceso será muy lento e irá combinado con aumentos en el stock de deuda de quienes perdieron ingresos o empleo y no recuperan todavía», analiza el CERX.

En este sentido, señalaron que la carga de la deuda en las familias será uno de los grandes limitantes para recuperar el consumo, aun cuando los ingresos comiencen a ganar terreno, ya que primero se cancelarán deudas y después habrá consumo.

La información recabada por el CERX surge del cruce de datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA) con una encuesta realizada a 6.770 hogares entre el 22 y 25 de junio.

(Télam)